El semáforo verde no es casualidad

A lo largo de 14 meses de pandemia, Misiones ha mostrado un abordaje diferencial de la crisis producida por el Covid-19. El éxito sanitario conseguido permitió la apertura de actividades económicas, educativas y recreativas. La firmeza en la toma de decisiones se refleja en la oferta electoral que presentará el Frente Renovador en las próximas elecciones del 6 de junio: diversidad y representaciones de todos los sectores sociales.

Esta semana se conoció que la provincia de Misiones es la única de las 24 jurisdicciones del país que aun conserva el status de bajo riesgo epidemiológico, según los criterios que utiliza el Ministerio de Salud de la Nación. Esa gestión sanitaria es el sostén de una actividad económica intensa, una apertura cuidada de distintas actividades comerciales, culturales y recreativas, así como el retorno a la presencialidad de las clases escolares.

Un simple ejemplo grafica lo mencionado en el párrafo precedente: el plantel docente superó el 60% de inmunizaciones, afirmó el ministro de Educación Miguel Sedoff. En el mismo sentido se avanza con la vacunación de grupos de riesgo, más allá de las cifras, se palpa en lo cotidiano; cada persona conoce alguien que haya recibido al menos la primera dosis de la vacuna contra el Covid.

“Primero Misiones” o “¿En qué te puedo ayudar?”, no son solo lemas de campaña de la Renovación. Son ejes ordenadores de la política oficial, cuestión que es percibida por la ciudadanía en todo este lapso de tiempo pandémico que vivimos. Las políticas de cuidado y contención son ampliamente valoradas por el misionero. Vaya como botón de muestra la actividad hiperquinética del gobernador Herrera Ahuad, quien recorre la provincia de punta a punta con el objetivo de brindar soluciones a cada comunidad.

El incremento de partidos que integran el Frente Renovador ocurrió por la intención de distintas agrupaciones políticas de participar de un proyecto que decide desde Misiones para el bien común de sus habitantes. Lo cual derivó en una oferta de candidatos muy variada para los próximos comicios de junio, tanto para diputados provinciales, como para los distintos Concejos Deliberantes que renuevan sus autoridades. 

El amplio abanico de postulantes para las diferentes bancas va desde el médico pediatra Becerra, pasando por el “Negrito” Rodríguez (representante del sector productivo del Alto Uruguay), el golfista Daniel Vancsik, hasta Leonardo Rodríguez, presidente de la JP provincial. El arco de representación se extendió ampliamente y contará por primera vez con una candidata a diputada provincial proveniente de Dos Hermanas, pueblo que se encuentra felizmente expectante de tener una representante en el Parlamento provincial que bregue por sus necesidades y brinde soluciones a sus problemas.

La confluencia de representantes de distintos sectores sociales y franjas etarias dentro del Frente Renovador tiene como razón principal el manejo de la crisis durante estos 14 meses de pandemia. Principalmente los jóvenes observan y aprecian una gestión sin constante conflicto, marchas y contramarchas, como las que ocurren en otras provincias argentinas.

Se produce un contraste marcado con espacios tradicionales como el de la UCR, por ejemplo, en el que se consume la mayor parte del tiempo y la energía en laberínticas peleas internas por candidaturas a concejales o diputados. 

La fortaleza del espacio renovador radica en los resultados que tiene para mostrar de cara a la ciudadanía, lo que ejerce como un imán que atrae voluntades con intenciones de sumarse a un proyecto consistente y a largo plazo.