Alberto Fernández anunció la suspensión de las clases y el cierre de las fronteras por 15 días

El anuncio se realizó luego de una reunión en la quinta de Olivos donde participaron funcionarios del gabinete, dirigentes de la oposición y especialistas sanitarios.

“Tomamos la decisión de suspender las clases desde mañana hasta el 31 de marzo. Lo hacemos con el propósito de minimizar el tránsito de los alumnos y del virus. Que no se dicten clases no significa que las escuelas vayan a estar cerradas. Sino que por 14 días los alumnos no tendrán clases”, dijo el Presidente en una conferencia de prensa, acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Hemos tomado otras decisiones: la más importante es que hemos cerrado la frontera de la Argentina por 15 días”, agregó desde la quinta de Olivos, después de la reunión que encabezó con expertos y miembros de su gabinete este domingo a la tarde.

“Durante los próximos 15 días nadie podrá ingresar al país salvo los argentinos y extranjeros residentes”, enfatizó el mandatario. “El episodio del coronavirus ya no viene sólo de Europa, sino que afecta a países limítrofes y a nosotros mismos. Por las fronteras terrestres vienen turistas que vienen de las zonas de riesgo”, explicó.

También anunció que el Gobierno dispuso el “licenciamiento de todas las personas mayores de 65 años” para que “se queden en sus casas, tranquilas y disfruten” de sus hogares, lejos de la posibilidad de contagio de coronavirus. E indicó: “Vamos a asignarles horarios de atención específicos en lugares como bancos y centros de salud para que no tengan que vivir momentos de aglomeración de gente”.

Fernández aclaró que los comercios “de cercanía” no van a sufrir cierres debido a las medidas de restricción que está tomando el Gobierno para hacer frente al avance del coronavirus.