Alberto Fernández tomó juramento a los nuevos integrantes del Gabinete nacional

Asumieron los nuevos funcionarios tras los cambios provocados por la derrota en las PASO. De la emotiva despedida de Felipe Solá a la reunión de transición entre Frederic y Aníbal Fernández.

Luego de una semana de terremoto interno por una fuerte crisis el presidente Alberto Fernández intenta darle una nueva impronta a su gestión, con la jura de funcionarios para imprimirle un mayor volumen político al Gabinete. Desde las 16, se les tomó juramento en Casa de Gobierno a Juan Manzur como jefe de Gabinete, a Santiago Cafiero como canciller, a Aníbal Fernández como ministro de Seguridad, a Jaime Perzyck como ministro de Educación, a Daniel Filmus como ministro de Ciencia, a Julián Domínguez como ministro de Ganadería y a Juan Ross como vocero presidencial.

Las designaciones se hicieron contra reloj la semana pasada y se anunciaron el viernes por la noche luego del aluvión de renuncias a disposición que empezaron con la presentación del ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, que fue ratificado; y que continuó con las presentaciones de otros funcionarios, que también responden a la vicepresidenta Cristina Kirchner. La mayoría quedaron en sus cargos.

Tras la lectura del decreto correspondiente y antes de que los ministros realicen la jura, Alberto Fernández tomó la palabra: “El domingo pasado el pueblo dio un veredicto. Iba a tomar cuenta los reclamos y qué cosas debemos hacer; y a lo largo de la semana escuché a muchos y quiero cumplir con mi palabra de entender por qué la gente votó como votó”.

“Nunca los debates me han afectado o preocupado. Me preocupa mucho más un movimiento político silenciado y que no discute que uno que reflexiona”, dijo el Presidente y agregó: “Ahora estamos empezando en esta etapa de reflexión”.

“Lo que se viene tiene que ver con decisiones que vamos a tomar ahora que ya teníamos prevista de antemano y que tienen por objeto dar respuesta a una parte del electorado argentino al que la pandemia afectó y todo el crecimiento económico no llegó a ellos con la velocidad que nosotros queríamos que llegue y en eso ya estamos trabajando”, afirmó Fernández.

“Hay dos países en pugna”, dijo el primer mandatario y señaló: “No es casual que haya elegido a un gobernador norteño para que se haga cargo de la Jefatura de Gabinete”.

En otro tramo de su discurso, el Presidente aseguró: “No me van a ver atrapado en disputas innecesarias o internas. Mi única preocupación es que los argentinos vuelvan a ser felices después de tantas desdichas”. “Hay un país que reconstruir donde el trabajo tenga sentido, donde todos recuperemos la dignidad donde encontrar un sustento diario en nuestras vidas”, añadió.

“Agradezco a los ministros que me acompañaron, pero busqué aquellos que me acompañaron en el maravilloso gobierno de Néstor Kirchner”, dijo el primer mandatario y afirmó: “Vamos a seguir trabajando todas y todos juntos, para recuperar el diálogo que la pandemia nos hizo perder”. “En la Argentina que tenemos que construir, todos y todas hacen falta, nadie puede quedar afuera”, concluyó.

Luego fue el momento de la jura de los ministros, con Sergio Massa y Máximo Kirchner en la primera fila.

El primero fue Juan Manzur que asumió como Jefe de Ministros. A continuación, siguieron: Santiago Cafiero (Canciller), Julián Domínguez (Agricultura), Aníbal Fernández (Seguridad), Jaime Perzyck (Educación), Daniel Filmus (Ciencia y Tecnología). Por último, fue el turno de Juan Ross que se hará cargo de la Secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación.