Cardenal Poli: “El señor hoy nos urge a nosotros, que mostremos con nuestras obras, lo que decimos con los labios”

En el día del Santo Patrono de Oberá, San Antonio de Padua, y la conmemoración de los diez años de la creación de la Diócesis, la comunidad cristiana, tuvo la grata presencia del Cardenal Mario Aurelio Poli, quien vino desde la provincia de Buenos Aires.

La Santa Misa, presidida por el Cardenal Poli comenzó a las 10, en el polideportivo del Instituto Mariano, donde una multitud se acercó a compartir la celebración eucarística, con la participación de varias instituciones intermedias y funcionarios municipales y provinciales.

En su homilía el Cardenal Mario Aurelio Poli, manifestó:

“El contexto en el que tenemos que separar la fe y la esperanza , está y estará rodeada siempre de lobos, esta imagen parece describir nuestra actualidad, sin embargo nos anima a saber que lo que tenemos que anunciar, es una buena noticia que la gente desea esperar, el reino de Dios está cerca, esta muy cerca de ustedes. El señor hoy nos urge a nosotros, que mostremos con nuestras obras, lo que decimos con los labios”.

“Hoy nos dice el Patrono, San Antonio de Padua: En aquel tiempo sucedían los milagros, para la conversión de los infieles, ahora que la fe aumentó, (eso lo decía en el siglo XIII), el mayor milagro de la iglesia es, distribuir a manos llenas, la gracia de la eucaristía, la caridad de los cristianos, los sacramentos, la vida de la iglesia, a este gran y poderoso santo, ustedes lo tienen como patrono” expresó el Cardenal Poli.

También se refirió al encuentro que tuvieron los obispos con el Papa Francisco en el Vaticano, “cuando los obispos nos encontramos hace pocas semanas con el Papa Francisco, (así lo compartimos con mi hermano Juan Carlos, y Damián), tuvimos un encuentro esperado y gozoso, porque nos encontramos, no con el Cardenal Bergoglio que conocíamos, nos encontramos con Pedro, el que nos confirma la fe, y alguno de mi grupo le preguntó,¿ Santo Padre, que es lo que más le preocupa?, ÉL, pensativo, demoró unos segundos en responder, y luego afirmó enfáticamente, (y nos desconcertó a todos):  Evangelizar, cumplir lo que el mandato del señor nos mando, anunciar la buena noticia a todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo, eso es lo que mas me preocupa, dijo el Papa.

“Toda la Iglesia Misionera, tiene raíces profundas, en las primeras misiones de los Franciscanos y jesuitas, raíces, de una continua catequesis, evangelización, el teatro catequístico,  la vida en común, la vida evangélica los pueblos de misión, las novenas, los rezos, y tanta santidad de vida, esas son las raíces de Oberá, y por lo tanto está llamada a tener muchos frutos”.  Finalizó.

Finalizada la celebración eucarística, se dio inicio a la tradicional procesión. La imponente imagen del Santo Patrono, portado por los cadetes de la Escuela de Policía de la provincia, encabezó la típica caminata por las calles céntricas de la ciudad. Abanderados de las instituciones católicas locales, Colegio Mariano y San Juan Pablo II, abanderados del Centro Cultural y de todas las Colectividades, laicos, religiosos y comunidad en general, siguieron el andar del Santo Patrono en una celebración especial por recordarse los diez años de la creación del Obispado de Oberá.