Cartelera del cine espacio INCAA

Cine Teatro Oberá/ Espacio INCAA, la programación incluye la proyección de películas taquilleras en 3D, una oportunidad única para todos.  Las entradas generales tienen un costo de $20, películas 3D $40, en tanto que jubilados y menores de 12 años abonarán la mitad del precio.

Hoy jueves 29 se proyectarán las siguientes películas:

18hs. EL PRINCIPITO

Dirección: Mark Osborne. Género: Animación. ATP.

La Niña está siendo preparada por su madre para el adulto mundo en el que viven. Sólo es interrumpida por su excéntrico y bondadoso vecino, El Aviador. Él le muestra a ella un mundo extraordinario donde todo es posible. Un mundo en el que él mismo fue iniciado mucho tiempo atrás por El Principito. Es aquí donde el viaje mágico y emocional de La Niña por el universo de El Principito comienza.

 

20.00hs. CINE MISIONERO “PUERTO PATICUÁ”

Dirección: Hernán Fernández. Género: Documental. ATP

Puerto Paticuá es un viaje a la rivera del Río Paraná en la frontera entre Paraguay y Argentina. Miguel, un pequeño productor de soja dedicado a la producción y a la renta de la chacra, convive con Juan, su vecino y amigo de la infancia, que sobrevive con su pequeña fracción de yerba, una vaquita y una canoa para pescar en el río. Ambos entienden la vida como ciclos de la naturaleza. Cada hombre tiene su tiempo para trabajar la tierra, creer en algo superior, un dios, y asumir la mayor de las verdades: la muerte del hombre.

 

22hs. EL CLAN

Dirección: Pablo Trapero. Género: Drama. SAM16

La historia está basada en el caso policial del Clan Puccio, que conmovió a la sociedad argentina a comienzos de los años 80. Detrás de la fachada de los Puccio, una típica familia del tradicional barrio de San Isidro, se oculta un siniestro clan dedicado al secuestro y asesinato de personas. Arquímedes Puccio (Guillermo Francella), el patriarca, lidera y planifica los operativos. Alejandro Puccio (Peter Lanzani), el hijo mayor, estrella de un club de rugby y jugador del mítico seleccionado Los Pumas, se somete a la voluntad de su padre para identificar posibles candidatos y se sirve de su popularidad para no levantar sospechas. Los integrantes de la familia son cómplices en mayor o menor medida de esta acción macabra, viviendo de los beneficios que obtienen de los suculentos rescates pagados por los familiares de los secuestrados.