Clausuraron de manera preventiva un comercio

El Departamento de Seguridad Alimentaria de la Municipalidad de Oberá,  realizó la clausura preventiva de un supermercado, ubicado sobre Avenida José Ingenieros casi French, por infringir la legislación alimentaria vigente.

Entre las principales faltas verificadas se encuentran la presencia de plagas (roedores), malas condiciones de higiene, productos vencidos y con la fecha de vencimiento adulterada, condiciones inadecuadas de almacenamiento y refrigeración de los productos, ausencia de rótulos en alimentos que acrediten su origen y falta de habilitación comercial.

Antes de tomar la decisión se habían realizado anteriormente varias inspecciones solicitándole al propietario que regularice su situación para evitar sanciones mayores.

Los agentes municipales dependientes del área realizaron previamente varias visitas, desde el mes de enero, y siempre decomisaron mercadería con distintas irregularidades. Ante la NO respuesta de los propietarios es que se llega a esta instancia.

La clausura preventiva se levantará si el Juez de Faltas recibe el visto bueno por parte de las autoridades de sanidad que en un plazo determinado volverán a inspeccionar el local y deberán constatar que las irregularidades fueron subsanadas para habilitarlo nuevamente.

Se ruega a la comunidad que al momento de realizara una compra revise las fechas de vencimiento, el rótulo completo y los registros nacionales o provinciales correspondientes.