Deuda externa, legalización del aborto y reforma judicial, los ejes del discurso de Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández dejó en claro en sus primeras palabras ante la Asamblea Legislativa cuáles serán sus prioridades de gestión para “construir la transformación” profunda en el país. “Vengo a ratificar con mi presencia y mis palabras el compromiso de cambiar el rumbo que nuestro país venía transitando”, subrayó Fernández al hacer hincapié en “la situación extremadamente delicada” de la Argentina que dejó Mauricio Macri: “un país dañado en su tejido social y productivo con su alma herida por divisiones profundas”. 

«Un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres», sostuvo el presidente Alberto Fernández al anunciar que enviará un proyecto para legalizar el aborto. «La existencia de la amenaza penal condenó a mujeres a abortos que pusieron en riesgo su salud», definió.

«Todos saben de lo que estoy hablando. El aborto sucede, es un hecho. Un Estado presente debe proteger a los ciudadanos en general y a las mujeres en particular. Dentro de 10 días voy a presentar un proyecto de interrupción legal del embarazo», analizó.

Además, adelantó que también presentará un proyecto de ley que instaure el programa de los 1000 días «para cuidar a la mujer embarazada y a sus hijos en los primeros años de vida» y un programa de educación sexual integral.

«Queremos terminar con que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas de derecho», sostuvo el presidente Alberto Fernández al anunciar ante la Asamblea Legislativa que enviará al Congreso un proyecto de reforma de la Justicia Federal.

Anunció, además, que ordenará a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) «desclasificar los documentos secretos» referidos al atentado a la AMIA.

Además, advirtió que el Banco Central analiza el proceso en el cual el país recibió divisas que «se fugaron». «Nunca más a un endeudamiento insostenible», afirmó y reiteró la idea de que el estado actual de la deuda es «insostenible».

«Tenemos que enfrentar una deuda pública récord en monto y vencimientos», sostuvo al analizar el tema de la deuda y le agradeció al Congreso haber votado la ley de reestructuración.»Quiero agradecer al Papa Francisco que ante los líderes internacionales llamó a construir una economía con alma», dijo en ese mismo tramo.
El Presidente anuncio el envío al Congreso de una ley para la creación del Consejo Economico y Social para el Desarrollo Argentino.

«Los hidrocarburos serán la palanca para el desarrollo productivo de nuestro país», definió al anunciarun proyecto de ley para desarrollar el sector de hidrocarburos y gas.»Desde este Consejo tenemos que ser capaces de diseñar la agenda del futuro», sostuvo.

«El plan Argentina contra el Hambre es una herramienta para movilizar la economía de abajo hacia arriba», sostuvo luego de sostener que el problema que más le preocupa al Gobierno es el hambre. Además, advirtió que aquellos que especulan con los precios «no tienen lugar en esta Argentina».

Alberto Fernández planteó el escenario que recibió del macrismo. “Soportamos un nivel récord de inflación del 53,8% durante el año 2019. Debemos enfrentar una deuda pública récord en monto y concentración temporal de vencimientos. Sólo en el 2020 los vencimientos de capital representan el equivalente a 48.968 millones de dólares. A ello deberíamos adicionarle 14.838 millones de dólares en concepto de intereses de esa deuda. La desocupación trepó 9,7 por ciento destruyendo más de 240.000 empleos privados entre 2015 y 2019. La industria instalada registra un nivel de capacidad ociosa que roza el 40%, llevamos 19 meses consecutivos de caída de la actividad Industrial nuestro país. Hace dos años que está sumido en una recesión profunda”.

También señaló que el “estado nacional registró una deuda en materia de obras públicas de más de 35000 billones de pesos, el 60% de las obras iniciadas se encuentran paralizadas, los aumentos tarifarios de los servicios públicos en los cuatro años que precedieron a nuestra llegada registraron incrementos excesivos: el servicio de gas 2000 por ciento y el de electricidad cerca del 3000 por ciento”.

El Presidente señaló que aumentos llevaron “a situaciones críticas a miles de familias, jubilados, comercios, pymes e industrias más de 5 millones de argentinos y argentinas que son parte de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad”.

En cuanto a la función reguladora del este durante los cuatro años de gobierno de Macri, señaló que “encontramos un estado debilitado donde casi desaparecieron los instrumentos de regulación, ha habido problemas recurrentes con el mantenimiento de la infraestructura y el patrimonio, se lastimó la relación con los trabajadores del Estado, postergados por la llegada gerentes que fueron recompensados con sueldos que el resto de los empleados no recibieron”.

Agregó: “El nivel de depreciación Argentina es tal que sólo un esfuerzo mancomunado, honestidad intelectual y fraternidad comunitaria será capaz de encaminar nuevamente a nuestra Patria a un desarrollo inclusivo y sostenible. Lo afirmó con humildad y también con profunda convicción. Lo dije al jurar como presidente de la Argentina.