Disparó contra la policía, fue herido, y se atrincheró durante 15 horas en la casa de su madre

Un irascible sujeto mantuvo en vilo por casi 15 horas a la Policía y a toda la comunidad de la zona rural de Ameghino, ubicada en el lote 54 de esta localidad, tras atrincherarse el sábado a la noche después de disparar a dos efectivos de la comisaría local y recibir un impacto de bala en un de sus brazos.
Después de arduas negociaciones y horas de tensión el hombre que estaba armado con un revólver calibre 22 largo, fue sacado de su casa merced a la mediación efectuada por el mismo Jefe de la Unidad Regional II, Crio My. Orlando Emilio Galarza, acompañado del segundo Jefe, Crio My. Miguel Duarte y con el apoyo del Grupo de Operaciones Especiales y personal de la comisaria de Florentino Ameghino.
Todo comenzó el sábado a las 20,30 cuando efectivos de la Comisaria de Florentino Ameghino intentaron identificar a Luis M. (48), en inmediaciones de la casa de su madre, debido que resultaba sospechoso de algunos hechos de daños perpetrados en los alambrados de potreros pertenecientes a vecinos del lugar. Ante la presencia de los uniformados el hombre extrajo un revolver y efectuó al menos dos disparos, lo que fue repelido por los agentes, impactando un proyectil en uno de los brazos del sospechoso, quien corrió y se atrincheró en la casa de su progenitora; mientras que los efectivos no resultaron heridos. Por orden de la Jueza Alba Kunzman de Gauchat, titular del Juzgado de Instrucción 1 de Oberá se realizó una vigilancia discreta en el lugar, hasta que hoy a la mañana la magistrada libró la orden de allanamiento. Una vez en el sitio, ya con el oficio judicial, el Jefe de la Unidad Regional II, dialogo con la madre para que buscara persuadir a su hijo que desistiera de la actitud y saliera de la vivienda para recibir atención médica, para lo cual se hizo presente en el lugar el médico policial, el Crio Dr. José Morales.
Después de más de una hora de negociaciones por parte de la progenitora, sin resultados positivos, el jefe de la Unidad Regional dispuso que se le entregara un teléfono celular al hombre, con quien dialogó telefónicamente por el lapso de casi 60 minutos más, sin que Luis M. accediera salir de la vivienda. Finalmente cerca de las 11 y ante la negativa del atrincherado se decidió ingresar a la vivienda por una puerta del costado, ocasión en que el sujeto intentó escapar por la puerta del frente y fue detenido ya sin ofrecer resistencia.
Inmediatamente el hombre fue asistido por el médico policial y luego fue trasladado al hospital Samic de Oberá para ser atendido por la lesión de bala que tiene en su brazo derecho. En su poder se secuestró un revolver calibre 22 largo que tenía en su bolsillo, con 9 proyectiles y una vaina servida; en tanto que debajo del asiento de su motocicleta se encontró un cuchillo. Todos los elementos, y el sujeto fueron puestos a disposición del la justicia interviniente.
En el lugar trabajaron efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), comisaria de Florentino Ameghino, Comando Radioeléctrico y la División Criminalística, que realizó todas las pericias de rigor.