El Concejo aprobó el Régimen de descontaminación, Compactación y Disposición final de Vehículos

El Concejo Deliberante de Oberá aprobó en la Sesión del martes 13 la adhesión al Programa Provincial de Compactación de Automotores que fueran sacados de circulación y se encuentren a disposición de los Juzgados Administrativos de Faltas alojados en el corralón municipal y en dependencias de la Policía de la Provincia de Misiones.

La Ordenanza establece que el régimen de compactación alcanzará a todos aquellos vehículos particulares que hayan sido materia de retención preventiva por la autoridad municipal, y que se encuentren en tal situación por un período mayor de 1 año a contar de la fecha del secuestro, sin que hayan sido reclamados por personas que acrediten la titularidad o derecho al rescate de los mismos. Además, se establece que los vehículos o sus partes que sean hallados en lugares de dominio público en evidente estado de desuso, inmovilidad y abandono, así como los vehículos, sus partes y accesorios cuya propiedad corresponde al Estado Municipal que se encuentren declarados en desuso o su reparación sea excesivamente onerosa para el Municipio podrán ser alcanzados por esta normativa.

Desde el Bloque Renovadores Para Adelante, el Concejal Pablo Hassan dijo que con esta Ordenanza aprobada, se prevé la descontaminación y la compactación de vehículos, como ser motos, automóviles y sus partes que se encuentran depositados en el Corralón municipal una vez que haya transcurrido 1 año, de acuerdo a los procedimientos que señala esta normativa. “Se notificará a los responsables de estos vehículos en el caso de que sea posible en forma directa o en el caso de que no se desconozca quien es el responsable, se hará a través de edictos o de publicaciones en todos los medios para que el contribuyente tenga la posibilidad de ejercer su derecho de defensa y eventualmente abonar las multas, los gastos y en ese caso retirar su vehículo. Lo más importante de todo esto es poder descontaminar y descacharrizar los espacios municipales donde se encuentran depositados estos vehículos”, señaló el edil.

La Ordenanza faculta al Departamento Ejecutivo Municipal a realizar los procedimientos necesarios para realizar la descontaminación, compactación, y una vez producida la misma, la disposición final de la chatarra. Además, autoriza al ejecutivo municipal a vender y/o rematar la chatarra resultante de los vehículos compactados, de manera que se descontamine el corralón municipal periódicamente a fin de evitar el acumulamiento y la contaminación ambiental.