“El Defensor del Pueblo no puede ser candidato a nada”, dijo Pelinski

Javier Pelinski, dirigente del Frente Renovador fue uno de los redactores de la Carta Orgánica municipal y opinó sobre el llamado a lección del Defensor del Pueblo, una figura prevista en los artículos 178 y 179 de la norma municipal. “Es una figura que debe tener cierta independencia del poder político, o sin aspiraciones políticas a futuro, al menos mientras dure su mandato porque no puede ser candidato a nada, eso lo establece la Carta Orgánica asi que debe tener bien controlado su ego.  La función del Defensor del Pueblo es defender al ciudadano en cuanto a los abusos de poder, los que podemos tipificar son por parte del poder del Estado, cualquiera de los tres Poderes también con las empresas que brindan servicios públicos para eso está para atender esos reclamos y defender los derechos de los vecinos”.

Al igual que el Defensor del Pueblo  Nacional, en este caso también tiene autonomía procesal, “eso está explícitamente establecido en la Carta Orgánica, que tiene independencia funcional, ya sea administrativa como política y económicamente con presupuesto propio. El Defensor Adjunto se elije junto pero actúa cuando hay ausencia de más de 15 dias del Defensor, si la ausencia es menos a ese período actúa el asesor legal que debe ser abogado, todo eso hay que reglamentar a través de una ordenanza”, remarcó Pelinski.