El Gobierno prorrogó por 90 días la emergencia hídrica en 7 provincias

El Gobierno prorrogó por 90 días la emergencia hídrica dispuesta por la bajante del Paraná, que afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires. La emergencia fue declarada el 24 de julio de 2021 por 180 días y ahora fue prorrogada por tres meses más a partir del Decreto 118/2022, publicado este viernes en el Boletín Oficial.

Además, el Poder Ejecutivo creó la “Mesa de Trabajo de Gestión de la Emergencia Hídrica de las Cuencas de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú”, integrada por los organismos que forman parte del Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) en la gestión de la Emergencia Hídrica.

Al mismo tiempo, invitó a las provincias afectadas a adoptar medidas similares, en especial aquellas tendientes a disponer un régimen tarifario especial provisorio para los servicios de energía eléctrica, agua potable y transporte urbano para el sector productivo de las zonas afectadas mientras dure la emergencia. También mantuvo la suspensión de los trámites administrativos vinculados con las áreas alcanzadas por la declaración de emergencia.

Diversos efectos negativos
El Gobierno justificó la prórroga al sostener que el déficit de precipitaciones en las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú es uno de los factores determinantes para la bajante histórica actual, considerada la más importante en los últimos 78 años.

Esa bajante extraordinaria ocasiona, entre los principales efectos negativos, “afectaciones sobre el abastecimiento del agua potable, la navegación y las operaciones de puerto, la generación de energía hidroeléctrica, el abastecimiento de combustibles y las actividades económicas vinculadas a la explotación de la cuenca conformada por los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú”, aseguró la Casa Rosada.

“De conformidad con los análisis y prospectivas llevados a cabo por distintos organismos nacionales competentes en materia de relevamiento del desarrollo del proceso de bajante histórica del río Paraná, se mantiene la previsión de condiciones negativas para las áreas mencionadas y continúa el proceso de afectaciones originado por la sequía persistente y los pronósticos de condiciones meteorológicas deficitarias”, añadió.