El Gobierno provincial oficializó la emergencia hídrica y agropecuaria por 180 días

La medida ya había sido anticipada días atrás por el gobernador Oscar Herrera Ahuad y se oficializó hoy en el Boletín Oficial.

La disposición señala que su puesta en marcha corresponde a la implementación de acciones para mitigar los daños producidos o que produzca el cambio climático, sobre todo, el fenómeno “El Niño”.

El Decreto 1878 publicado en la mañana de este martes especifica que “en forma intensa en nuestra provincia, Paraguay y el sur de Brasil, se han producido precipitaciones que han provocado un pico repentino de crecida de los ríos Iguazú, Paraná y Uruguay y demás afluentes de la región”, generando cortes de caminos, puentes y miles de hectáreas inundadas que impiden el cultivo.

Siguiendo esta línea, las pérdidas ya han sido millonarias, tanto en la producción como en el arreglo de caminos. Por ello, desde el Gobierno provincial consideraron necesario implementar acciones “para reparar daños producidos o puedan producir las consecuencias del cambio climático”.

El Decreto estipula el alcance “a habitantes, familias, viviendas, emprendimientos productivos y/o de servicios, reparticiones públicas con sus edificios e instalaciones, infraestructura vial y edilicia, organizaciones civiles y/o religiosas, y toda otra actividad, emprendimiento o infraestructura que hayan sufrido la inundación de manera directa, habiendo llegado el cauce de los ríos Iguazú, Paraná y Uruguay, y/o sus afluentes a inundar los predios o lugares correspondientes”.

La medida se podría prorrogar en el término de los 180 días, en caso del desarrollo de más eventos climáticos.

Las declaraciones del Gobernador

Días atrás, en el marco de las fuertes precipitaciones y crecida de ríos y arroyos en la provincia, Herrera Ahuad había anticipado que, en principio, “lo más probable es que la emergencia se extienda hasta fin de año y después se realizará nuevamente la evaluación”.

También advirtió respecto al escenario que se viene en los próximos meses en la provincia con respecto a las inclemencias del tiempo que “noviembre va a ser un mes complejo, con muchas lluvias por encima de los índices normales, inclusive hasta los primeros días de diciembre”.

En ese contexto, confirmó que “se está dialogando con los gobernadores de los estados vecinos brasileños, ya que la preocupación es mutua porque la situación también es complicada en Santa Catarina y Rio Grande do Sul y las lluvias no solamente afectan en forma directa a la creciente de sus ríos sino que también las lluvias en las cuencas más altas hacen que se carguen los afluentes más importantes y luego las represas tengan que liberar agua, y eso nos afecta a nosotros”.