“El próximo paso es que intervenga la justicia federal”, dijo Olivera

El diputado provincial, Joaquín Olivera , intimó por medio de carta documento al directorio del Instituto Nacional de Yerba Mate (Inym) a cumplir con la Ley 25.564  (norma que crea el Instituto), así como con sus leyes reglamentarias, decretos, resoluciones y/o disposiciones, “con la finalidad de evitar conflictos entre los distintos eslabones de la cadena productiva del sector que deben defender”, expresó el legislador en el instrumento legal.

“La ley 25564 no se está cumpliendo en lo absoluto, después de analizar la situación tomé la decisión de persuadir al Inym para que cumpla con lo que se le asignó, las leyes hay que aplicarlas. Esta ley tiene 15 años de existencia y en absoluto se lograron los objetivos propuestos por la misma. A lo único que se dedicaron, lamentablemente fue a recaudar con el cobro de la estampilla, está todo escrito en la ley y el directorio está incumpliendo con los deberes de funcionario público porque les asignó una responsabilidad al asumir. Acá la que tiene que intervenir y es el próximo paso, es la justicia federal que tiene competencia porque es un organismo nacional”, explicó Olivera.

El legislador se solidarizó con los productores y los tareferos por la situación de crisis que vive el sector, “estamos todos preocupados y ocupados en tratar de solucionar este problema histórico en la yerba mate porque se apoderaron unos pocos y el eslabón más débil es el más perjudicado. La Justicia debería haber intervenido de oficio porque hay un desfasaje muy grande entre el precio de la yerba y el precio del paquete en góndola. Hay un Instituto Nacional que tienen una norma estricta y reglamentada pero no se cumple eso está claro. Es una falta de respeto absoluto al productor primario que trabaja y se sacrifica”, remarcó.