Escuela tomada en Oberá

La medida comenzó ayer muy temprano, se extendió hasta las 18, seguirá hoy desde las 7. Un grupo de padres cansados de esperar respuestas, decidió realizar la toma pacífica de la escuela 926 ubicada entre el barrio 180 viviendas y el Prosol. El reclamo lleva años pero se hizo más intenso en los últimos dias cuando volvieron a hacer pública la situación de hacinamiento en la que estudian los alumnos, divididos en dos aulas de madera, funcionando con grados acoplados y compartiendo sanitarios. “De parte de la dirección se elevaron todas las notas correspondientes, por via jerárquica y lo que sucede ahora es un reclamo justo de los padres. Los docentes estamos en nuestro lugar de trabajo, sin dictar clases porque los padres no permitieron que los niños entren pero estamos conteniendo a los chicos. Esperamos que la comunidad sea escuchada.La última tormenta tuvimos mucho miedo porque la escuela está en una zona alta y los vientos pegan fuerte. Apoyamos la medida como docentes porque también somos padres”, explicó la Directora Liliana Sosa.
Se complica la proyección de la matrícula cada año, actualmente hay 154 alumnos pero se inauguró hace pocos meses un barrio con 200 viviendas lo que indica que la necesidad de vacantes seguirá creciendo.
Aurora Rotta, Supervisora del Nivel Primaria zona 2 dijo ” venimos a escuchar a los padres , velemos por los alumnos y por la mayor cantidad de dias de clases. En este barrio hay dos escuelas pero ninguna tienen un edificio acorde para albergar a la cantidad de niños que el barrio necesita. Vamos a ver como seguimos las gestiones para dar una repuestas a los padres”.