Familiares de una jóven madre denuncian mala praxis

Marlene (17) falleció la semana pasada luego de una cesárea de urgencia, sus familiares afirman que hubo mala praxis y van a iniciar acciones legales .En la clínica le habrían extirpado el útero sin previa autorización de los padres, la jóven nunca antes tuvo problemas de salud, fue sometida a cuatro aperaciones dos en la clínica y otras dos en el hospital. Maria Ferreyra, suegra de la jóven. “El lunes se hizo los controles que debía hacerse y le dijeron que el viernes vaya para otro control, supuestamente le hicieron ecografía y todo estaba bien, inclusive le dijeron que el parto iba a ser normal, pero después del mediodía empezó con dolor de estómago. La madre la lleva a la clínica y le dijeron que era normal por el embarazo pero como  insistieron le internaron, el sábado a la tarde cuando fui la vi bien y la doctora confirmó que estaba bien, que se estaba hidratando porque estaba un poco deshidratada, el domingo a la tarde fui y la doctora le iba a dar el alta. Cuando le pregunté como estaba me dijo que le dolía toda la panza, hasta el estómago, entonces cuando vino la doctora le dije como le van a dar el alta si no se siente bien y tiene tantos dolores, le lleva para una nueva ecografía. Vino y me dijo que había que hacerle una cesárea de urgencia porque no tenía una gota de líquido amniótico, queremos saber que falló. Le hicieron la cesarea el bebé nació mal y cuando vuelvo estaba otra vez en cirugía”, contó. Por su parte, la madre de la jóven María Fernandez aseguró que “después de la tercera operación los médicos en el hospital me dijeron le sacaron el vaso sanguineo porque estaba perforado y después de la cuarta cirugía otro médico dijo que tenía perforado el intestino. Ella nunca tuvo una enfermedad grave, queremos que nos expliquen porque de un control terminó muerta. El bebé esta estable y bien, queremos que se investigue para que esto no le pase a otra mujer”, dijo.