“Fue una cuestión menor”, dijo De Paula

El gerente general de Celo, Alejandro De Paula en conferencia de prensa dijo “recibimos una desagradable noticia por parte de gente que vino a hacer mantenimiento y se encontró con que desconocidos ingresaron a la sede de la administración de la cooperativa y se dio parte a la policía. No produjeron daños mayores, había muchos papeles tirados, fue una cuestión menor, ahora trabaja la polcía. Aparentemente ingresaron por el primer piso en el sector cómputos por una puerta corrediza, violentaron las cajas y se llevaron el cambio que quedó entre 1400 y 1500 pesos. La alarma se disparó, la semana pasada se disparó dos o tres veces y esto será materia de investigación. Las cámaras no percibieron movimientos que pudieran ser registrados”, afirmó.