“La Corresponsabilidad Gremial lleva tranquilidad y seguridad social al sector yerbatero”

A cinco meses del inicio de la implementación del Convenio de Corresponsabilidad Gremial y a pocas semanas de finalizada la cosecha gruesa, el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), el ingeniero agrónomo Luis Prietto, evaluó el presente como “trascendental” teniendo en cuenta que “por primera vez en la historia yerbatera se aplica la herramienta que busca asegurar el cumplimiento de los derechos en uno de los sectores más relegados, los cosecheros y trabajadores de secanza”.

“La implementación de la Corresponsabilidad Gremial es un paso muy importante: estamos hablando de incorporar a la formalidad laboral y derramar la seguridad social a todos los trabajadores cosecheros y del sector de la secanza de la yerba mate”, indicó Prietto, al tiempo que señaló que son “alrededor de 10.000 los  trabajadores alcanzados con este beneficio que redunda en obra social, aporte jubilatorio, seguro interzafra, salario familiar, seguro contra accidentes, todos los derechos del trabajador…”

A partir de la publicación en el Boletín Oficial de la República Argentina de la Resolución N° 44/15 del INYM, es aplicable desde el mes de Mayo de 2015 el Convenio de Corresponsabilidad Gremial para el sector yerbatero.

Por medio de este instrumento, se busca promover el cumplimiento de las obligaciones que establece el Sistema de la Seguridad Social, mejorando la calidad de vida del trabajador y su familia. Por otra parte, su implementación constituye un beneficio para los empleadores con requerimiento de mano de obra intensiva, ya que le permite realizar los aportes de sus empleados al momento de la venta de su producción, simplificando así, el trámite para su pago.

Luis Prietto consideró que “estamos ante una bisagra en la historia de la yerba mate, un antes y después; llevar tranquilidad y seguridad social a la familia yerbatera es trascendental”, y recordó que “a diferencia de lo que ocurrió históricamente, este año, una vez culminada la cosecha gruesa, quienes estuvieron trabajando bajo esta normativa estarán cobrando un fondo desempleo. Estamos ante una bisagra en la historia de la yerba mate por su alcance social”.

Los términos del Convenio de Corresponsabilidad Gremial para el Sector Yerbatero fueron consensuados por los distintos sectores involucrados en la actividad yerbatera, representantes de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, Secretaria de Seguridad Social de la Nación, Ministerio de Trabajo y del Agro y la Producción de Misiones y del Instituto Nacional de la Yerba Mate. Todo, en el marco dispuesto por la Ley 26.377 y su Decreto Reglamentario 1.370/08.

El instrumento tiene vigencia en los territorios de Misiones y Corrientes, y es el INYM el organismo encargado de instrumentarlo y recaudar los fondos que son girados a una cuenta especial de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para que luego vuelvan a los trabajadores, a través de los subsistemas de Seguridad Social de la Nación.