La guardia urbana tomó la posta en las problemáticas sensibles

Se puso en marcha de manera experimental el servicio de guardia urbana, que trabaja sobre distintas problemáticas sensibles de la ciudad de Oberá: la situación de los chicos de la calle, la intrusión en espacios públicos y también, personas con necesidades.

Todas las tareas son coordinadas por el municipio, en conjunto con las fuerzas de seguridad y otras instituciones públicas. El responsable de la guardia urbana, Daniel González, dijo que a pedido del Intendente Rindfleisch “se trabajará sobre estas problemáticas que son importantes y de difícil resolución. Vamos a hacer un trabajo responsable, involucrando a toda la sociedad”.