Las picadas dejaron su huella en el autodromo obereño

Con buenas tiradas, un clima agradable y gran acompañamiento de público, el sábado por la noche en el autódromo de esta ciudad se corrió la segunda fecha del campeonato obereño de cuarto de milla, que significó el retorno oficial de las picadas a la zona centro.

Aunque el número de participantes y espectadores se vio diezmado por la época del año, la respuesta fue óptima ya que 34 competidores se inscribieron en las categorías 14, 15, 16 y 17 segundos.

Participaron competidores de toda la provincia que se acercaron a participar de la actividad en el autódromo. Desde las 19 comenzaron las pruebas libres y alrededor de las 22 se dio inicio a la competencia hasta las 2 de la madrugada del domingo.

Se entregaron aproximadamente 1300 pesos de premios en efectivo y trofeos. La tercera y última fecha del torneo se definirá próximamente.