Loreiro dice que la Defensora del Pueblo no cumple su rol y el suplente debería ser el candidato mas votado del mismo lema

Oberá. Tras la renuncia del Defensor del Pueblo Adjunto, Bernabé Aguirre a ocupar el cargo en reemplazo de la titular que hizo pedido de licencia dejando un vacío legal que ahora deberá ser resuelto por el Concejo Deliberante; el edil Horacio Loreiro, dio su postura respecto al proyecto de establecer como suplentes a los candidatos más votados del mismo lema, en este caso, de la Renovación que podría dejar a Andres Moreira en el cargo pese a haber sido el cuarto más votado en 2017.

“Estuve en contra de la oportunidad de nombrar un Defensor del Pueblo para Oberá en el 2017, primero porque no era el momento adecuado, debido a la reciente puesta en marcha de la Carta Orgánica y sus múltiples reglamentaciones pendientes” y agregó “segundo porque fue una imposición del ejecutivo municipal totalmente inconsulta, tercero porque esta fórmula salió tercera en las elecciones , donde los dos sublemas de Cambiemos (Roberto Silverstone y Gabriel Tula ) ganaron ampliamente , con lo cual no representan a la voluntad popular de Oberá, 4to porque esta Defensoria actual es una oficina adjunta más del Ejecutivo Municipal y no cumple el rol asignado y definido de su función, que es controlar y exigir q se cumplan las normas publicas y bregar por resolver los conflictos de los ciudadanos, siendo el sublema que apoyó el intendente actual  ¿Cuál es el grado de independencia y ecuanimidad?” se preguntó, afirmando “No existe”

“Desde el primer día que asumieron ya surgieron diferencias y falta de dialogo entre la defensora oficial y su adjunto Bernabé Aguirre, ¿en qué lugar del mundo se arma una formula para elecciones sin ningún tipo de consenso?” planteó el concejal.

“Y no es el único ejemplo, esto solo puede pasar en Oberá. Me gustaría saber cuales son los logros importantes y concretos de esta defensoría a un año de gestión , habiéndose gastado 2.400.000 pesos?.

“Finalmente y a los hechos me remito, ¿Cuál fue el sentido de haber impuesto a la sociedad obereña una institución básicamente adicta al poder de turno, inconsulta, intrascendente, cara y ahora con el grave problema de quedar a cargo de funcionarios que no fueron elegidos por el pueblo, acéfala y sin rumbo? A un año de haber asumido, seria interesante saber la opinión de todos los renovadores al respecto” fustigó