Passalacqua agradeció el acompañamiento por el triunfo de la Renovación en Misiones

“El pueblo de Misiones se pudo expresar con honestidad, con alegría, con la forma elegante sin disputas menores. Sentimos que tuvimos un momento donde nuestra voz, la voz del pueblo se pudo expresar en sus esperanzas, en sus desesperanzas, sus alegrías, sus tristezas, se expresó y se expresó en forma contundente por el Frente Renovador”, comenzó el gobernador ante el aplauso de los militantes.  Además reiteró que el Frente Renovador y sus dirigentes defienden los intereses de los misioneros y aseguró que esa realidad les otorga una gran responsabilidad. “Hay que buscar caminos comunes, hoy nos interesa a nosotros, desde 2003 y especialmente ahora que la cosa no está fácil, tenemos que encontrar caminos que nos conduzcan a que la gente esté más feliz. La política es hacer feliz a la gente, sino es un entretenimiento. Es hacer un poco más feliz a la gente cada día. Tenemos una relación con la Nación razonable, buena, acordable, respetuosa, con mucha nobleza. Sigamos buscando más puntos en común. Pienso en la persona de a píe, la gente sencilla, el misionero tiene una enorme voluntad de trabajo y los políticos en el siglo 21 tenemos que facilitar que se potencien, eso se hace sin dogmas. La única barrera es el tema de la defensa de los misioneros”, reiteró y agregó que a la provincia tiene que tener dirigentes que los defiendan.

En ese sentido destacó la alta participación del electorado en los comicios de este domingo y remarcó que el misionero quiere votar y que lo hizo en paz y con tranquilidad. “Con rectitud, con respeto, poniendo en la urna lo que cada uno tenía en su corazón sintiendo lo que el misionerismo, lo que este modesto partido provincial, un partido nuestro que nadie nos dice lo que tenemos que hacer, y lo hicimos los misioneros con mucha holgura que fue reconocido por todos, propios y extraños y eso a mí en lo personal, no como gobernador, como modesto ciudadano, me hizo sentir un orgullo. Voté en la escuela 288 de Oberá, la alegría que tenía la gente para votar, la tranquilidad, que se podía expresar, que podía decir lo que sentía sin ninguna artimaña, siempre Misiones fue una especie de oasis de la democracia. Y con este esquema misionerista, provincialista, renovador, la gente pudo decir sí a muchas cosas. Nosotros tenemos un entendimiento muy serio con la Nación pese a ser opositores. Eso no nos quita que tengamos que defender nuestros intereses que a veces son contradictorios con la Nación, pero con respeto, con buena forma, con elegancia, podemos decirle a todo el país que Misiones ha tenido un profundo, rotundo éxito, no solamente por lo que significa la Renovación en nuestro sistema ideológico pequeño, sino como fuerza, como palanca para que los misioneros, la gente de pie que no está en la política cotidiana, tenga un mejor vivir”, reflexionó.