Piden tratamiento a niños adictos en una escuela de Campo Ramón

Roque Correa, director de la escuela 457 de Campo Ramón se refirió a la realidad que vive la comunidad educativa en cuanto a la convivencia y   la violencia, además  reconoció que el flagelo de la droga llegó a su escuela. “Actualmente la realidad es muy difícil, hay chicos muy violentos pero hay que saber tratarlos para sobrellevar el tema. Nosotros lo que tenemos en la escuela son casos de chicos adictos que trajeron la problemática a la escuela, tratamos de comunicarnos con nuestros superiores para ver que hacer pero no existen soluciones lo que te dicen es que te calles la boca, se intenta evitar que la situación trascienda y como directivos no podemos permitir que esta situación esté dentro de la escuela”.El docente se mostró preocupado por una realidad que los supera y que deben enfrentar solos porque no reciebn respuestas. “Buscamos los medios que están a nuestro alcance, llamamos a la policia de investigaciones, vinieron a la escuela hablaron con los chicos, los chicos contaron la situación, lo que vivían y la policía  corroboró que era tal cual y que dentro de la escuela tenemos un dealer. Seguimos conteniendo a los chicos, llamamos a los padres y otro grupo de padres que presionan para que expulsemos a los chicos con problemas de la escuela pero eso no debemos hacer como institución educativa. Hablo de chicos de 13 y 14 años y de menor edad, a veces nos cuentan una realidad y no sabemos que hacer. Nos cuentan como buscan la “mercancia” de la ruta, como viene, donde la esconden y lo único que podemos hacer es tratar de contenerlos dentro de la escuela” afirmó.

Ante este dificil panorama, Correa se sinceró y dijo “no tenés de donde agarrarte porque nadie te da una solución, son chicos que consumen y otros que proveían a los demás incluso a chicos más grandes del pueblo. Se nota que los chicos son más agresivos pero hay un respeto al maestro porque sienten que los únicos que le atienden y le entienden esto nos genera un doble compromiso pero no tenemos armas para luchar . Si bien la Ley Nacional de Educación preveé la existencia de un gabinete de profesionales para atender estos caso, no hay uno en la escuela ni siquiera uno para atender a varias escuelas”, finalizó .