“Lo que afecta no es la cantidad de lluvia, sino la pocas horas de sol”, dijo Kleingbeil

Cristian Kleingbeil, director suplente del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) afirmó en declaraciones a “El aire de integración” que esta preocupado por la situación que están sufriendo en la actualidad varias localidades debido a las intensas lluvias.

“El té no es una planta como el pino, que no le afecta el agua, el té pasa un tiempo y empieza a morir al igual que la yerba, y esto a su vez produce un hongo en las hojas de la planta de té que hace que esta se seque y
después se nota en el té seco, asimismo afirmó “lo que afecta no es la cantidad de lluvia, sino la pocas horas de sol”.

Los sectores más afectados son, Los Helechos, Guaraní y Campo Ramón.
No se puede cosechar por la humedad de la tierra, en algunos sectores deben ingresar con varias maquinarias, los productores reclaman la sobrecarga de precios en fertilizantes y no tienen dónde quejarse.

“La inundación llegó a las plantaciones de té, son altos los porcentajes de cuadros inundados y hasta se puede morir la planta, son varios productores que tendrán problemas en algunas líneas de la plantación”, explicó Kleingbeil agregó que es un fenómeno que hace varios años no se ve, el agua brota por todos los sectores, “nunca se vió algo parecido, hasta debajo de la casa brota el agua”.