Resurgir a fuerza de trabajo y voluntad

Gladys Escobar a partir de una situación personal límite entendió que a pesar de las dificultades era capaz y podía salir adelante, hoy es una emprendedora que tiene una marca de ropa propia y lleva sus creaciones a toda la provincia. Esta historia de vida fue relata por su protagonista en “Espacio Ciudadano”, y pretende demostrar que todos podemos sobreponernos y seguir adelante. “Soy diseñadora gráfica, me casé a los 23 años y me dediqué los primeros años de matrimonio a cuidar a mis hijos, mas adelante teníamos un negocio familiar y trabaja ahi, a la par estudié diseño gráfico en la Facultad de Artes y me recibí pero no ejercía mi profesión. Al sufrir la ruptura matrimonial me quedé sin trabajo y sin manera de ganarme la vida, tenía dos opciones quedarme a llorar y dar lástima o levantarme y salir adelante. Empecé a trabajar en lo mio que es el diseño gráfico y de a poco me fui haciendo mi cartera de clientes. Empezamos estampando remera con mi hijo con diseños para la linea juvenil, después el mercado me llevó a cambiar los diseños y fue ahi donde implementé una linea de remeras para señoras y vestidos, hacemos ropa de algodón informal”.
La dedicación y el trabajo responsable comenzaron a dar sus frutos porque hoy en dia Gladys recorre distintas ferias de la provincia vendiendo su producción, “es importante ir adaptándose a la demanda, desde el principio le pusimos un nombre a la marca porque la idea era esa, todas las prendas llevaban la marca y ahora la gente ya la reconoce. El nombre el Myto ropa informal, desde el principio mantenemos la calidad del algodón con el que trabajamos, tratamos de mantener el precio y la calidad. Ahora fui beneficiaria del Fondo Semilla y ese dinero lo voy a invertir para innovar en mi sistema de estampado que ahora es muy artesanal. Ahora voy a poder hacer producciones en serie con una impresora textil digital”.
El mensaje de Gladys para quienes están en una situación complicada e indefinida es “no se queden en sus casas, no se encierren en su desgracia, salgan a buscar porque el negocio está en la calle. Hay que reunirse, capacitarse y aprender para que vayan surgiendo las ideas”, finalizó.