Se convirtió en ley la iniciativa que declara a Oberá como capital alterna

La Cámara de Diputados convirtió en ley en la noche del miércoles, el proyecto que declara Capitales Alternas a 24 ciudades por los próximos cuatro años y crea el programa “Gabinete Federal” para descentralizar la administración pública. Fue por 178 votos afirmativos, 11 negativos y 36 abstenciones.

El programa, impulsado por el Poder Ejecutivo, está destinado a realizar reuniones de trabajo entre los ministros, secretarios, funcionarios, autoridades locales y representantes de la sociedad civil con el fin de identificar las demandas de la comunidad y coordinar la implementación de las políticas públicas necesarias.

Los distritos propuestos para ser capitales alternas son La Matanza y General Pueyrredón (Buenos Aires), Rosario (Santa Fe), Río Cuarto (Córdoba), Bariloche (Río Negro), Comodoro Rivadavia (Chubut), Concordia (Entre Ríos), Orán (Salta), Río Grande (Tierra del Fuego), Pico (La Pampa), Guaymallén (Mendoza) y las capitales de Formosa y San Luis.
También figuran las ciudades de Oberá (Misiones), Tinogasta (Catamarca), Roque Sáenz Peña (Chaco), Goya (Corrientes), San Pedro (Jujuy), Chilecito (La Rioja), Cutral Có (Neuquén), Caucete (San Juan), Caleta Olivia (Santa Cruz), La Banda (Santiago del Estero) y Monteros (Tucumán).

Como miembro informante, el diputado Pablo González (Frente de Todos) consideró que “la idea es trabajar en la descentralización del poder político y económico que reside en la Ciudad de Buenos Aires”.

Desde la oposición, el diputado Gustavo Menna (UCR) consideró que “es compartible la aspiración del proyecto, pero tiene un carácter simbólico, porque no vamos a estar resolviendo el desequilibrio federal que tenemos”