Una familia usurpó una iglesia en el barrio San Miguel

La toma duró unas 15 horas.  “Una famfilia llegó a una pequeña iglesia en calle 6 de Barrio San Miguel y de manera poco amigable, sacaron el cartel e ingresaron al lugar. En ese templo contenemos a unos 40 niños que los dias sábado asisten a la Escuelita Feliz donde además de compartir la merienda aprenden sobre Dios. Quiero creer que no hay cuestiones políticas en esto, supongo que la necesitad los llevó a tomar esta medida desesperada”, dijo Enzo Zima, quien hace varios meses acompaña a los niños los fines de semana.

El profesional médico reclamó la intervención municipal para resolver el problema y el compromiso fue que hoy temprano se iban a hacer presentes en el lugar , pero de acuerdo a lo que informó Zima, “todo terminó bien, porque a la tardecita les dieron un lugar y el Pastor Julio Fernandez comprometió su ayuda para construirles una casa”.