Varios detenidos contraventores y secuestros como resultado del Operativo de Nocturnidad

Oberá. En el marco de los operativos de seguridad y prevención, que se desarrolla en forma permanente en todo el ámbito de la Provincia, en Oberá y localidades de la zona centro en las ultimas horas, efectivos de distintas comisarías y divisiones especiales de la Unidad Regional II, desplegaron amplios operativos de control vehicular; recorridas con móviles y a modo infante, como asi también puestos fijos.
En este contexto se obtuvo como resultado varios detenidos por infracción al Código de Faltas de la Provincia y motocicletas secuestradas.

En primer lugar, en el barrio Caballeriza, efectivos del Comando Radioeléctrico Sur detuvieron a Roberto E. de 26 años y en la zona céntrica de la ciudad a Kevin G. de 18 y a un adolescente de 17. Asimismo, la seccional Cuarta demoró a un adolescente 17 años en la avenida Picada Vieja, este con frondoso prontuario policial.
En tanto que en la localidad de Campo Viera, fueron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico y comisaría local Carlos B. y Alejandro F. ambos de 18 años y demoraron a un adolescente de 15 años. Todos estos jóvenes fueron demorados y detenidos por ocasionar disturbios en estado de ebriedad y fueron puestos a disposición de los Juzgados de paz correspondientes. Asimismo, en el marco de los operativos de control vehicular y recorridas de prevención, secuestraron dos motocicletas: el Comando Radioeléctrico Norte secuestró en Villa Blanquita una motocicleta que se hallaba modificada y sin ningún tipo de documentación. A la vez, efectivos de la seccional Primera, secuestraron en la calle Alfredo Palacios un motovehiculo 150 centímetros cúbicos, que al igual que el anterior, no contaba con ningún tipo de documentación.
Ambos rodados fueron depositados en sedes policiales y se investiga sus procedencias.

Por otra parte, efectivos de la seccional Primera en conjunto con otras dependencias de la Unidad Regional II, realizaron un operativo de despeje en una vivienda ubicada en la calle Iguazú, donde incautaron varios envases vacíos, como así también cargados de bebidas alcohólicas.
El procedimiento se concretó luego de que vecinos del barrio Caballeriza alertaran a la policía que en el lugar ocasionaban ruidos molestos, además un motociclista mencionó que al pasar por allí, desde el interior del domicilio le arrojaron una lata de cerveza.

De manera inmediata los efectivos se constituyeron al sitio y constataron la presencia de aproximadamente 150 personas a quienes solicitaron que se retiraran del lugar e incautaron las bebidas mencionadas, realizando el informe correspondiente al Tribunal de Faltas de Oberá.