Vecinos del barrio Yerbal Viejo se manifestaron pidiendo respuestas

 

Cansados de reclamar y gestionar mejoras por las permanentes filtraciones de agua se producen cortocircuitos eléctricos, las paredes y techos se desprenden de a pedazos, la humedad permanente provoca reacciones alérgicas en los vecinos que se sienten abandonados por las autoridades. El viernes se concentraron en el acceso al barrio, marcharon y cortaron la calle en la rotonda del kilómetro 8 de Oberá. Horacio Barúa, presidente del consorcio dijo que “me llamaron desde Iprodha para decirme que iban a venir a hablar con nosotros pero que tenía que parar todo, pero no vinieron. Este núcleo habitacional fue inaugurado hace 30 años, tiene cuatro edificios de dos pisos, diez escaleras y alberga a más de noventa familias. Los vecinos más afectados por el problema de las filtraciones son los de la primera etapa de la escalera 1 a la 10. La idea e manifestarnos de manera pacífica para que nos escuchen, queremos lograr la participación de los vecinos de todo el barrio. Necesitamos urgentes soluciones a los planteos”, remarcó.